domingo, 25 de junio de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: LA ELIPSIS IMPLÍCITA.

LA ELIPSIS IMPLÍCITA

Cuando no aparece en el texto literario una referencia directa al paso del tiempo. No se recurre a "dos semanas después" o a "siete años más tarde".
El lector deberá deducir de la propia acción del relato que se ha obviado parte de la historia y que está en un salto temporal.

GLOSARIO TÉCNICO: LA ELIPSIS EXPLÍCITA.

LA ELIPSIS EXPLÍCITA

El texto literario indica de forma expresa que ha pasado cierto tiempo: "siete años" o "dos meses".

GLOSARIO TÉCNICO: LA ELIPSIS.

LA ELIPSIS

Conocemos la elipsis gramatical:
nombre femenino
  1. 1.
    Supresión de una o más palabras de una frase que, desde un punto de vista gramatical, deberían estar presentes pero sin las cuales se comprende perfectamente el sentido de la frase.
  2. Pero vamos a tratar la elipsis como técnica narrativa.
  3. La elipsis supone una eliminación, en el relato, de una parte de la historia: lo que decidimos no contar.
  4. Por lo común, un texto literario está plagado de elipsis, que pueden abarcar desde periodos de tiempo muy cortos hasta lapsus de meses, años o siglos. ¿Los motivos? Hechos que no revisten importancia, decidir no contarlo en ese momento porque espera el autor una ocasión más adecuada, más adelante, o porque se deja que al lector la tarea de reconstruir los acontecimientos con los indicios que le hayan dejado.
  5. Existen dos tipos de elipsis: la explícita y la implícita.
  6. Elipsis explícita: el texto indica de forma expresa que ha pasado cierto tiempo. Por ejemplo: pasaron siete años, después de meses...
  7. Elipsis implícita: cuando no aparece en el texto una referencia directa. El lector deberá deducir de la propia acción del relato que se ha obviado parte de la historia y que está en un salto temporal.

sábado, 24 de junio de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: EL LECTOR MONOLÍTICO.

EL LECTOR MONOLÍTICO

Hay tres maneras de acercarse a un texto que imprimirán un carácter diferente a la lectura:
1- de forma emocional.
2- De manera intelectual.
3- De estatus.
Todas las intenciones detalladas son legítimas y ninguna es más plausible que otra. Hemos de encontrar un equilibrio entre ellas para experimentar con total plenitud el ritual de la lectura.
Si nuestro criterio siempre es uno solo de entre estos tres, corremos el riesgo de convertirnos en un lector monolítico: aquel que solo se fascina ante las novedades, el que solo lee clásicos, el que solo lee obras relacionadas con su profesión...

lunes, 12 de junio de 2017

TÉCNICAS NARRATIVAS: AUSENCIA DE NARRADOR.

LA AUSENCIA DE NARRADOR

En directo y sin filtros. La ausencia total de voz conlleva que el lector entre sin intermediarios en el mundo de la novela. Y más que confusión por la ausencia de referencias sobre quién habla en cada momento, la sensación sutilmente predominante es la que los personajes van fusionándose mientras su relación se va estrechando.
La fuerza de estás novelas se fundamentan en su formato entre cinematográfico y teatral, puesto al servicio de la narrativa de ficción en prosa. El peso de la narrativa se carga en los diálogos y en presentar la documentación sin filtros, pero ojo, no confundir con el narrador cámara.
El lector se siente observador privilegiado de la evolución emocional de los personajes, de su creciente intimidad.
Como ejemplo está la novela de Manuel Puig: El beso de la mujer araña (1976). Es la historia de dos hombres encarcelados, el uno por su homosexualidad y el otro por sus ideas políticas, en una misma celda. Se trata de un diálogo interrumpido en cinco ocasiones por dos informes policiales y tres entrevistas de uno de los personajes con el director de la prisión.
Se trata de una innovación mediante la voz narrativa.

lunes, 29 de mayo de 2017

DICCIONARIO BRITT: LA PROSA VIVA.

LA PROSA VIVA

Acuñamos este nuevo concepto y definición en el diccionario singular de las Britt.
La prosa viva es aquella que está llena de matices, metáforas, ideas, pensamientos, poesía y, a veces, es hasta barroca, pero sin apabullar al lector. Una prosa que no lastra el ritmo de la narración a pantanos sin salidas, más bien necesaria para el desarrollo de la trama y la psique de los personajes. Normalmente, este tipo de prosas se hallan en novelas de ritmo lento e historias reflexivas que invitan a leer pausadamente.
Como ejemplos:
-Instrucciones para un descenso al infierno, de Doris Lessing.
-El faro, de P. D. James.
-El dios de nuestro siglo, de Lorenzo Luengo.
-Y punto, de Mercedes Castro.

miércoles, 24 de mayo de 2017

DICCIONARIO BRITT: LA PROSA MAQUILLADA.

PROSA MAQUILLADA

Es una prosa recargada, llena de adjetivos, adverbios y palabras dobladas. Con un léxico normalmente alto que acaba ralentizando el ritmo narrativo y agotando la paciencia del lector.
En ocasiones, esa prosa recargada de frases rimbombantes, más que aclarar oscurecen la legibilidad del texto.

martes, 23 de mayo de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: PROSA MINIMALISTA.

PROSA MINIMALISTA

Es aquella prosa que se reduce a lo esencial, a la mínima expresión del lenguaje, prescindiendo de adjetivos y embellecedores lingüísticos. Con elementos mínimos y básicos, sin apenas descripciones, en definitiva: sin accesorios.
El minimalisnmo surgió como tendencia artística en la época de los sesenta y más tarde se extendió a otros ámbitos.

Ejemplos de escritores:
-Raymond Carver.
-Richard Ford.
-John Cheever.

lunes, 15 de mayo de 2017

GLOSARIO ESTILÍSTICO: LA DOCUMENTACIÓN EXCESIVA.

LA DOCUMENTACIÓN EXCESIVA

Riesgos de la documentación excesiva en una obra de ficción.
Uno de los peligros que conlleva la documentación es no saber distinguir entre los detalles que la historia necesita y los que no. La investigación habrá servido al escritor para aprender y para caminar seguro por esa época remota o ese tema que se desarrolla en la narración, pero OJO: no toda la información que se ha recopilado deberá llegar necesariamente al lector. Como dijo Jaume Cabré, autor de novelas con elementos de ficción histórica como Las voces del Panamo, "el escritor debe servirse de la documentación sin que se note en su obra". Por ello es importante evitar escribir más de lo necesario. A menudo, los escritores de ficción corren el peligro de ser demasiados entusiastas con los detalles. Si se introducen demasiados datos históricos, siglas, procedimientos... el relato se tornará estático, un manual, un ensayo o algo que aburrirá al lector, ralentiza la acción y el ritmo narrativo. El escritor debe ser frío, saber qué detalles incluir y cuáles eliminar. Distinguir entre curiosidades, sin peso narrativo, y elementos que sí ayudaran a que la narración avance.
No se incluye toda la investigación y documentación en el relato, y al autor no le debe temblar la mano para acortar y desechar lo superfluo.

GLOSARIO TÉCNICO: LA DOCUMENTACIÓN.

LA DOCUMENTACIÓN

Es eso que debe saber, tanto si desconoce un tema que tratará o una época histórica, el autor de una obra de ficción. Un proceso inevitable.

Momentos de la documentación: investigación previa o simultánea.
Existen tres momentos necesarios:
-Antes de escribir. Paso ineludible, sirve para adquirir perspectiva y una percepción más nítida de la época en la que se desarrolla la narración o el tema que se va a tratar.
-Durante la escritura. Pese a ser menos exhaustiva, también es necesaria en esa etapa, ya que es imposible prever todo lo necesario para construir escenas concretas.
-Revisión posterior a la escritura. Es el momento en el que el escritor se pone la gorra de juez y, con distancia, efectúa una minuciosa revisión de lo escrito. Corta la documentación innecesaria, corrige errores, detecta posibles descuidos de estilo... Por mucho que se hayan documentado antes de escribir y durante la escritura, es importante dar este último paso y, si es posible, el autor no lo hará inmediatamente después de haber terminado de escribir, sino un poco después, cuando sea capaz de analizar fríamente cada detalle.